Cómo declarar las ganancias de las apuestas

Cómo declarar las ganancias derivadas de las apuestas deportivas online

En el caso de las apuestas gestionadas por el Estado, como por ejemplo las Loterías, los impuestos que has de pagar se descuentan del premio antes de que lo recibas y por lo tanto no tienes que volver a preocuparte de ellos. No obstante, en el caso de las ganancias derivadas de las apuestas online tendrás que ocuparte tú mismo de saber si tienes que declararlo a Hacienda y de qué manera debes hacerlo. Si todavía no sabes cómo, no te preocupes porque en este artículo te vamos a explicar todos los detalles sobre la declaración de tus ganancias generadas apostando

Es necesario declarar tus ganancias online

No obstante, antes de empezar hemos de aclarar que esta guía es meramente informativa y no tiene validez legal. Por lo tanto te recomendamos consultar con Hacienda o con un gestor particular cualquier duda o pregunta que tengas sobre el tema.

Índice de contenidos

¿Es necesario declarar las ganancias derivadas de las apuestas online?

Cuánto dinero tendré que pagar a Hacienda

Muchos usuarios se preguntan si deben incluir en la declaración de la renta sus ganancias generadas en las casas de apuestas online. Pues bien, la respuesta es que depende de los beneficios que haya obtenido el jugador. Lo vamos a explicar ahora con mucho más detalle, pero antes es importante conocer los cinco tipos de ingresos que se contemplan en la declaración de la renta:

  • Rendimientos del trabajo: donde se declara el dinero o sueldo recibido por trabajar para alguien.
  • Rendimientos del capital mobiliario: donde se declaran los intereses obtenidos en tus cuentas bancarias.
  • Rendimientos del capital inmobiliario: donde se declara el dinero generado mediante el alquiler de un inmueble.
  • Rendimiento de las actividades económicas: donde se declara el dinero o sueldo que generan los trabajadores autónomos.
  • Ganancias y pérdidas de carácter patrimonial: donde se declaran el resto de tus ingresos y/o pérdidas (bonos del estado, acciones, subvenciones, apuestas, etc.).

Estos son los cinco grupos en los que se clasificarán tus ingresos anuales en la declaración de la renta. Como ya hemos visto, las ganancias derivadas del juego y las apuestas online deben declararse en el último grupo, el de Ganancias y pérdidas de carácter patrimonial. Veamos ahora en qué casos se tienen que declarar estas ganancias:

  • Cuando tus ganancias de carácter patrimonial sean superiores a 1.600€.
  • Cuando tus ganancias en las apuestas sean de 1.000€ o más y además tu renta del trabajo sea superior a 22.000€ brutos anuales (serán 12.000€ brutos anuales si tienes más de un pagador).

Pongamos algunos ejemplos prácticos para que sea más fácil de entender. Si un jugador gana 1.600€ apostando deberá declararlo en la renta sí o sí. No obstante, si gana 1.200€ solamente tendrá que declararlo si su rendimiento en el trabajo ha sido de más de 22.000€ ese año. Por otro lado, si un jugador gana 900€, solamente tendrá que declararlo si tiene otras ganancias patrimoniales que en total sumen 1.600€.

¿Cómo calcular nuestras ganancias en las apuestas deportivas?

¿Es necesario declarar las ganancias de las apuestas?

En esta sección te explicamos exactamente cómo calcular tus ganancias netas para así saber si estás dentro del grupo de usuarios que está obligado a declarar los beneficios derivados del juego y las apuestas online.

Lo primero que tienes que saber es que la declaración que hagas será siempre sobre los beneficios netos. Es decir, sobre la diferencia entre las ganancias y pérdidas que hayas tenido en las distintas casas de apuestas durante el año. Eso sí, deberás tener en cuenta que a esa cifra deberás restarle el dinero que hayas depositado para apostar. Veámoslo con un ejemplo práctico:

Cómo calcular el beneficio neto de las apuestas online

Casa de apuestas

Dinero depositado en un año

Saldo al finalizar el año

Beneficio neto

Bet365

100€

300€

200€ (300€-100€)

888sports

200€

-200€

-200€

Marca Apuestas

300€

900€

600€ (900€-300€)

Total

600€

1.200€

600€ (200€ - 200€ + 600)

En este caso, tus beneficios netos anuales serían de 600€ y por lo tanto no estarías obligado a incluirlo en tu declaración de la renta. Para hacer este cálculo deberás incluir todas las casas de apuestas en las que estés registrado y hayas jugado.

IMPORTANTE: Da igual si has retirado tu dinero o si todavía se encuentra en tu cuenta de jugador. Si cumples con las condiciones explicadas más arriba deberás declarar tus ganancias independientemente de donde se encuentren.

¿Cómo influyen los bonos en el cálculo del beneficio neto?

Esta pregunta es muy interesante y es totalmente pertinente porque la mayoría de casas de apuestas regalan a sus jugadores dinero en forma de bonos para que puedan probar su plataforma. Algunas de las promociones más frecuentes son los bonos sin depósito o los bonos en los que el jugador recibe un porcentaje extra sobre la cantidad depositada.

En este caso, es importante conocer que la cantidad recibida en forma de bono es como si fuera una ganancia más y por lo tanto funciona como tal a la hora de calcular el beneficio neto del jugador.

¿Cuánto dinero tendré que pagar a Hacienda por mis apuestas?

Cuanto dinero tendré que pagar a Hacienda

Como ya hemos visto, las ganancias derivadas de las apuestas son consideradas ganancias patrimoniales. Éstas se deberán incluir en la base imponible general del impuesto porque no derivan de ninguna transmisión. Dicho esto, no existe una respuesta concreta para la pregunta generada, ya que los impuestos que tendrás que pagar variarán en función de tus ganancias patrimoniales y de la comunidad autónoma en la que estés residiendo, pues el IRPF es distinto en cada comunidad. Eso sí, cuanto más ganes apostando, más dinero tendrás que pagar en impuestos. No obstante, si quieres saber la cifra exacta, te recomendamos que consultes tu caso particular con una gestoría que pueda asesorarte sobre el tema.

Por otro lado, también deberás saber que las pérdidas pueden deducirse de las ganancias obtenidas siempre y cuando las primeras sean menores a las segundas. Es decir, cuando tus pérdidas no superen tus ganancias.

Las consecuencias de no declarar nuestras ganancias

Las consecuencias de no declarar nuestras ganancias

Como ya hemos explicado, en algunos casos es obligatorio incluir tus ganancias en la declaración de la renta, por lo tanto, si decides no hacerlo puedes acabar teniendo serios problemas. Algunos ‘trucos’ como no retirar tu dinero de las casas de apuestas o dejarlo en un monedero electrónico como PayPal o Skrill para no tener que declararlo no funcionarán. Asimismo, tampoco es nada recomendable utilizar cuentas de amigos o familiares para intentar engañar a Hacienda.

Al final, lo más probable es que lo acaben descubriendo y no solo tengas que pagar los impuestos que te tocaban, sino que además deberás asumir una multa por intentar defraudar a Hacienda. Cada año se realizan miles de inspecciones y las sanciones que se aplican pueden llegar a ser hasta del 150% de lo defraudado. No solo es la opción más ética, sino que es también la más segura. ¡Es mejor reservar el riesgo para las apuestas!